miércoles, 30 de diciembre de 2020

Caduca 2020. Soneto con estrambote


Caduca, este dos mil veinte, caduca,

es el momento de las reflexiones

y en la mesa de buenas intenciones:

el cerdo asado, arroz congris y yuca.


Rememoramos el largo trayecto:

con sus retos, sus certezas, sus dudas,

sus alegrías, sus tristezas crudas,

tributarias del más sincero afecto.


Nos empaca la caducante añada;

despertares con adormecimientos,

encerrados, mohínos y al pelete,


Compartimos logros y estancamientos

y servido en la mesa del banquete

un halo de esperanza en la estacada.


Que la meta ideada

repercuta, en un propósito honesto:

no echar la culpa al finado bisiesto.



martes, 29 de diciembre de 2020

Un día al revés en una pareja feliz. Décimas


Fue en aquel julio dieciocho,
el de huevos descolocados,
todos rotos y explotados
terminaron en bizcocho.
Y como a eso de las ocho
mi ovillejo en verso y rima,
su esencia a nadie lastima
y la que versea cuentos
lo incapacita en momentos,
lo excluye y lo ilegitima.

Salgo a patear la orilla
de otro sendero asfaltado
y me ha dejado asombrado
lo rápido que el sol brilla.
Yo iba para Granadilla
a la óptica de la lente
pero mi esposa prudente
ve el recado de mi nuera
y pensó que mejor era
que me quedara pendiente.

Y sin más raja el serón
de hipopótamo ensillado
tanto reproche ha cargado,
que no cabe en un sermón.
Palabras que todas son
de denuncias infundadas
de historias imaginadas,
tantas veces repetidas
que todo lo bueno olvidas
de carantoñas pasadas.

Como el Balban con su tiara
destroza la malanguita
en vez de agitar la piara
de cerdos, la decapita.
A una bolsa precipita
el florero en la escalera,
y con esta calentera
multiplica tanto la ira
que nada entiende y no mira
los trámites de la nuera.

Gusta como defenestra
macetas voluminosas,
muy mal puestas y ambiciosas
mata el karma, lo secuestra.
Lo bueno que al fin se muestra:
es que en la impoluta casa,
el tiempo tranquilo pasa
y el sereno matrimonio
echa fuera aquel demonio
que su bienestar arrasa.

18-7-2020




miércoles, 23 de diciembre de 2020

Mi dolor al viento


Ayer y hoy el hombro duele

¿hasta cuándo es el mañana

por un mes, una semana?

no importa que me desvele.


No me soporta la cama,

a poco ingrata me expulsa

la antipatía convulsa

que al tendón por siempre inflama.


Para consuelo mis pies

reconquistan el sendero,

toman mochila y sombrero

las quejas serán después.


El dolor asido al hombro

serpentea hasta los dedos

y aunque rece algunos credos

solo me queda el escombro.


Para colmo de los males

que se puedan padecer

el más cercano es no ver

el dolor en tris cruciales.


¡Este viejo es un quejica!

No me lo puedo creer,

pobre hombro, no va a poder

chillar, el mal se triplica.


Trescientos sesenta y ocho

días, en una cruel lista

de espera, sin quedar vista

y mi hombro trasquilimocho.


No quiero voces de aliento

ni que sientan mi pesar

solo deseo gritar

mis aflicciones al viento.


22-12-2020

Fotos de Stock


 


domingo, 20 de diciembre de 2020

No demores. Meúsical LA-RE-MI-LA-DO-MI. Con estrambote.

Cuento hasta los minutos

que me separan

de besos, dulces frutos,

y el tierno roce de sus brazos

que envenena la tristeza,

acordes de guitarra que encienden las noches.


Son esos atributos

los que me amparan

en la vida con certeza,

para hacer el amor con ternura,

pasión y delicadeza

sin la sombra de los inútiles reproches.


De oro serán los broches

de la prenda que cubra nuestra desnudez

y el candor en un tris, detendrá la avidez.





sábado, 19 de diciembre de 2020

Madrigal. Gracias.

Tú eres para mí dulce y bondadosa

con holgura complaces mi carencia,

tú la flor más hermosa

del verde jardín, la inherente esencia,

plena de néctar y miel amorosa

crea en mí dependencia

y me ampara de los males de antaño,

sutura heridas, elimina el daño.


Gracias por establecer la armonía

que en equilibrio admite caminar,

zozobra la apatía

ante tu delicadeza al curar

el amargo dolor, que me abatía

en silencio al andar,

gracias por ser bálsamo y el vendaje

para cortes y golpes en el viaje.


Gracias por ser el fuerte eslabón de oro

que une la cadena de mi existencia,

lo que quiero y adoro

y al momento de perder la paciencia

en la vera del camino, el tesoro

con su luminiscencia,

gracias por venir y aceptar amarte

por estar siempre conmigo y quedarte.

 


jueves, 17 de diciembre de 2020

Somos dos. Mepi 0 con Estrambote.

Dos almas

en

un arcén,

y

la suave brisa

en el paraje, desplazó

la hoja

en el breve instante

de un remolino

ligero.

Se acerca el tren,

somos dos en un vagón,

una ventanilla veloz

que mira al horizonte

de imágenes que retroceden

a prisa:

versos

de amor

perdidos en sensaciones

terrenales,

atados al túnel

de tus

piernas anhelantes,

en instantes

de dichas

divinas

dueñas de amores eternos.

Cautivos

de una

singular dependencia,

esta necesidad de amarnos

se troca en hábito.


El hálito

que tomaría

en cada día.


 


 

lunes, 14 de diciembre de 2020

Sendero al Teide. (Meúsical Mi-Re-Mi-Si-Re-Do-La) + Haiku.

Caminan mis pies ligeros,

disfrutan la generosidad del circuito;

la avidez a la calda

capta música en el paraje,

el viento y los abejeros

y en el horizonte de paisaje infinito

los naturales neveros.


Cada resquicio ve un universo exquisito

de bosques de esmeralda

y el níveo cono, es anclaje,

faro y guía de viajeros,

con vistas al mar de azules hondas

donde el aire en la falda

es son de flauta.


Haiku


El viento gélido

y nieve en la montaña.

Fin del otoño.



sábado, 12 de diciembre de 2020

Mágico sueño. (Oroginal)


Tal parece que fue ayer cuando advierto

a tu palabra devenida en beso,

en las redes de tu amor quedé preso

y arribó mi velero a afable puerto.


De un sueño inalcanzable al fin despierto

hechizado en un mágico embeleso,

de auroras doradas salgo inconfeso

y en plétora dicha al aura convierto.


Rebosa el cáliz de amor y ternura

llega a mí como el rocío al helecho

en el delirio la dulce locura,


Trasplantó su corazón en mi pecho

sin una incisión, dolor, ni sutura

nunca antes me sentí más satisfecho.



jueves, 10 de diciembre de 2020

En silencio. Mepi 100 I II III(del 80 al 100)



En silencio el agua discurre

por la raíz de la hortaliza,

con sigilo el fértil suelo

le cede la savia

que

irgue el tallo de la rosa

y

a sus pétalos

eleva hasta una excelencia

épica.


Calladamente

de noche

cual ladrón

mudo

con

la

infinita quietud

y

la mesura, emerge

el verso al universo.


En lo profundo del silencio

florecen las blancas caricias,

las más veladas promesas

de amor convencido,

y el

beso que en sus embelesos

y

sin excesos

arrebata los sentidos

quietos.


Y de callada

manera

suavemente,

caen

en

la

custodia de mis manos

y

ceden a caricias

tus pechos anhelantes.


En el silencio mis palabras

contemplan su ligero cuerpo,

de alas blancas extendidas

que cubren mi cama

donde

reposan ruborizadas

o

pudorosas

planean mi cielo en raso

vuelo.

Discretamente

le muestro

con mis manos,

ojos

y

su

silueta como espejo,

y

ante el ancho marco,

la imagen que yo veo.


 




martes, 8 de diciembre de 2020

Moribundo otoño



La gélida brisa

del moribundo otoño,

obliga al recogimiento.


Largo se hizo noviembre;

amenazante y chantajista,

enfermo y abatido.


Sacó lágrimas que no secó,

sembró insidias

y preludios de desolación.


¡Oh, onceno hijo del bisiesto dos mil veinte!


Dejaste más penas que glorias

y en tantas memorias

de mis años viejos,

tan aciago noviembre

no recuerdo ni de lejos.


Amaneceres de rosa y oro

ante calitas sin bañadores

y atardeceres para el recuerdo

en las lentes de la distancia.


Nos aboca a navidades

de silenciosos sonidos

y la estrella del oriente

fulgorea ante miradas ausentes.


Los balcones de las guirnaldas

iluminan el silencio

de las calles desiertas.


El cochinillo y el vino reposan

en las estanterías

y alrededor del banquete

las butacas vacías.


Y en el horizonte

cubierto de nieve,

la semilla escondida

espera la primavera.


8-12-2020






Eres.Trioleto

 


Eres soplo que respiro

oasis de mi desierto,

la tranquilidad que aspiro

eres soplo que respiro

al fruto maduro miro

entre las plantas de mi huerto,

eres soplo que respiro

oasis de mi desierto


Eres lira de poeta

el destello de un disparo

de mi carrera la meta,

eres lira de poeta

apaño de pena inquieta

de mis cuitas al amparo

eres lira de poeta

el destello de un disparo.

 

8-12-2002




lunes, 7 de diciembre de 2020

Zéjel. Los sonidos de tu ausencia.



Como sonidos ausentes

rebote de ecos silentes.


Reflejan en las paredes

de cada sitio que accedes

y en aquellos que no puedes

oír, en sombras dementes.


Como sonidos ausentes

rebote de ecos silentes.


Me vuelven a la rutina

de lozas en la cocina,

sobras de comida china

entre cubiertos y fuentes.


Como sonidos ausentes

rebote de ecos silentes.


Ecos de sartén usado,

de la túrmix del licuado

a la espera del fregado

de unas manos diligentes.


Como sonidos ausentes

rebote de ecos silentes.


Te necesito aquí a diario

ven, salvame del calvario

del encierro solitario

obstinado e inclemente.


Como sonidos ausentes

rebote de ecos silentes.



domingo, 6 de diciembre de 2020

Solo un sueño. Sonetillo


Tan sólo quiero un abrazo

cálido al amanecer

y espero en alguien tener

la certeza de un regazo.


Sucumbir ante un flechazo

besar su boca sin miedos

y el masaje de sus dedos

corregirlo de un plumazo.


Y si mi alma ilusionada

queda solo en el empeño

de tan anhelado sueño,


Dibujará en la almohada

una sombra desvelada,

desamparada y sin dueño.


6-12-2020



viernes, 4 de diciembre de 2020

Edíteme. Énea (Arso /Telco) – El Poema 9

 


Edíteme ahora señora

y

compléteme a su manera,

¡venga!

cambie el orden del verso,

el título,

corrija la métrica

y la estrofa,

mas, ¡nunca el beso!


Edíteme hoy

no me aclaro,

perdido en las formas,

no atino,

ninguneo las reglas

y el

poema pende de un hilo

que

está al tropezar y quebrarse.


 

jueves, 3 de diciembre de 2020

Poeta. SeguiLira Tagliata + Meúsical Do-Re-Mi


Poeta oído

tu lamento perdido

y en el olvido,

en tu estro de profeta

tocas tu meta,

poeta, viva e inquieta

y bien servido,

¡disfrútala poeta!


________________________________________________________________________


Gózala y baila al compás

de notas de tu numen discreta

y en acordes a tempo,

las melodías de los versos

que jamás olvidarás

retiñen vivas en la red de tu memoria.


3-12-2020





martes, 1 de diciembre de 2020

El clima tinerfeño (Mepi extendido con Haiku)

 


Un clima

de

suave estío

y

cálido invierno

de eterno sol y brisa de mar.


Don

que otorga el alisio,

de nieblas húmedas

y lluvias

horizontales

captadas por la floresta.

 

________________________________________________________________


Cae la lluvia

y la tabaiba agreste

florece al sol

1-12-2020







Tabaiba fotos e imágenes de stock- Alamy

domingo, 29 de noviembre de 2020

Amores prohibidos. Sextet0

 

En días de fríos amaneceres

y opacos soles del hado

harapiento de ternuras, postrado

sangro herido y huérfano de placeres

alienado y acabado

con hambre, con sed y sin mis poderes.


Clamo al cielo y sus compuertas me cierra

mi dolor a solas lloro

la fiebre de amor con el vino exploro

ajena a la esperanza a mi alma aterra

y la paz que tanto imploro

no vive en ningún rincón de la tierra.


Errante en delirio toco la linde

de espesura de un vergel

la fuente cristalina de agua y miel

del arroyo murmurador que rinde

tributo al santuario aquel

para que a mi fe la proteja y blinde.


Paraíso de gigante dosel

¡permite luz en un claro!

para que ella vibre hermosa al amparo

de las voces y odio de un mundo cruel

comadreado al descaro

y la insana naturaleza infiel.


Algazara de cencerros argüidos

alzados contra el clamor

de la dicha entre la abeja y la flor

de los perpetuos amores prohibidos

que luchan contra el dolor

y sus recuerdos no se echan a olvidos.