lunes, 5 de abril de 2021

¡Cumplo años en primavera! Rondel



¡Cumplo años en primavera

porque yo en ella he nacido!

Marca el largo recorrido

de una vida poco austera.



Sonrío aunque mi cartera

me carga vacío el nido.

¡Cumplo años en primavera

porque yo en ella he nacido!



Y en esta carga torera

para brindar he tenido,

copas de amor consentido

y por todos conocido:

¡Cumplo años en primavera!



5 de abril de 1945 a 2021=76

@vateignoto









La sinrazón de un domingo triste


¿Por qué un domingo triste?

Si borbota la ternura,

la mentira no es

y el olvido no duele.


¡La soledad es la pena!

Falla la corte intolerante,

sobre hechos de torpeza

que reprimen la dulzura.


Se ven nubes grises

en luminoso horizonte,

y empañan el ventanal

de límpido vidrio.


¿Por qué un domingo triste?

Si en el alma flotan

glóbulos de espuma blanca

en olas de alegría.


Dolor de domingo, dolor

tristeza que miente,

el amor da y recibe

y este elixir sana.


Nubla la duda el domingo,

-obsceno lodo se precipita-

duda necia, necia duda

que hasta al sol oscurece

con su desazón impura.


 



domingo, 4 de abril de 2021

Intimidad

Y si es que estás despierta

y sin heridas,

Y si es domingo

y eres feliz

conduciendo sin preguntas.

 

Y si es que nos damos cuenta

de que intentar llevar la razón

se carga la armonía.

 

Y si es que yo llevo un dolor en mi pecho,

que va rajando mis arterias

con aceros ardientes

de ígneo filo chispeante

y no veo sangrar la fragua.

 

Y si es que una tibia humedad

que de mis ojos se desliza,

ha brotado de la pena

entre trémulas pestañas,

que pierden la compostura

mientras me ciega la vergüenza,

de creer que es un capricho,

lo que tus fuerzas no alcanzan.

 

Y si es que este poema

contra mí, descarga su rabia,

que estas letras son mi voz

que te ruega con ansias,

que perdones mi insensatez

y mi falta de confianza.

 

Y si nos besamos

y todo cambia,

y que todo este dolor

es solo la antesala

de la concordia

y el final de la arrogancia,

de rescatar la sonrisa

y la miel de tu mirada.

 

No quiero rasgar este poema

por insulsa rabia,

ni tirar el teclado

que golpe a golpe redacta

las lágrimas,

de mi dolor derramas

por el canal

de mis arterias resquebrajadas.


 

Reglas del compromiso. Décimas

 

Somos novios a escondidas

y en un querer de puntillas,

toco su mano a hurtadillas

en tristes citas fallidas.

Sin entrevistas cohibidas

para vernos, conversar

donde pueda enamorar

y en una cita expedita,

asir la venia bendita

me urge en serio negociar.


Buscas al padre severo,

de carácter mojigato,

con las reglas sin recato

de inmutable justiciero.

Sin quitarse su sombrero,

fija horario limitado

y bien chaperoneado,

solo un día a la semana

desde una silla cercana

ojo avizor y avispado.


Es mi caso variopinto,

porque al elegir pareja

y tocar la flor la abeja

el camino fue distinto.

Tuve que apretar el cinto

el padre había partido,

muy quedo abandonó el nido,

que Dios lo acoja en la gloria

mas, no para aquí la historia

y a la mamá se lo pido.


Yo te acepto, pero pasa,

me asegura con honor

que aquí el hermano mayor

es el hombre de la casa.

El decide quién se casa

representa a sus hermanas,

son tres bien criadas cubanas

no es un caso del azar,

tú lo vas a comprobar

de él se sienten muy ufanas.


Está duro el mantecado,

¡qué lío, qué compromiso!

Porque el amo del permiso

es el celoso cuñado.

Animoso e ilusionado

le comento mi esperanza,

la dicha que mi alma alcanza

al compartir el amor

de su hermanita menor

y contar con su confianza.


Sonríe con picardía

y otorga el consentimiento,

solo exige el fundamento

del noviazgo día a día.

Se desborda la alegría

en mi corazón valiente

y para el año siguiente

sin futuro promisorio

organizo el casorio

enamorado e imprudente.