jueves, 4 de junio de 2020

SONETO Amor de grandes

¡Cuántas rutas tomé! A ellas volé;

buscando en una mujer perfección,

que halague al ignorante corazón,

y por mucho andar no la encontré.


Resulta que en el mes de octubre voy

cuando de pronto me cae una estrella

muy perfecta, no me pareció ella

pero me aceptó en su vida tal cual soy.


Cual palomas con idénticos vuelos

dos mayores buscando compañía,

en la tercera edad sin pretensiones


Amamos las letras, la poesía;

hemos abierto nuestros corazones

y echado el candado de los desvelos.


12 de octubre de 2012

Y se torció la vida

Se tuerce la vida

no era como ahora:

desperdigadas palomas,

dispersas hojas,

no estamos cerca,

ni juntos, ni abrazados.


Partí sereno, radiante,

sonriente, optimista,

y el hado del tiempo,

dramático y oscuro;

ensombrece mi frente,

apaga mi risa.


Duele que te quedes,

duele que me vaya,

duele este silencio,

que con tanto ruido,

inunda mis sentidos

por mucho que lo calle.


Sentado mirando al mar,

todo me lleva a ti;

los barcos que navegan,

las luces, las gaviotas

y la luna llena,

que en sus ondas riela.


A veces te mando besos

en esos buques grandes,

que surcan los mares

hacia donde nunca llegan.

¡Estás tú tan distante

y en mis manos cadenas!


La esperanza es ahora

el motor de la marcha,

es el navío sobre la mar,

es el camino palpitante;

mi sueño, mi despertar,

mi prisa, mi espera.


Y tú mi amor, mi pasión,

mi tiempo, mi lejanía,

mi confianza, mi ilusión,

dueña de un corazón,

leal y capaz de todo

para destorcer la vida.



A GEORGE FLOYD


No puedo respirar;
me falta el aire que me toca
por derecho inspirar
por mi nariz y mi boca.

No puedo respirar;
a mi cuello quiebras,
rodilla asesina que golpea
con saña, entre carne y acera.
No puedo respirar;
mis pulmones se cierran
bajo el peso del níveo odio
que sobre mi pueblo vuelcan.
No puedo respirar;
marginas mi virilidad negra
como si tu poder fuera
lo único bueno en esta tierra.
No puedo respirar;
¿qué ven los custodios
que miran para otro lado,
mientras mi garganta se cierra?
No puedo respirar;
¿Por qué me ejecutas
con tus propias manos?
¿Tan difícil es vivir como hermanos?
Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Martin Luther King


sábado, 23 de mayo de 2020

LA MADRE

La madre es cobija;
en el frío invierno
y es como los alisios
del ardiente verano.

Es farolito titilante,
en la oscura noche
y el eficaz nutriente
en la sequía y el hambre.

Es bálsamo que venda
las heridas sangrantes,
y es vigía en la noche
de los sueños infantes.

Es vara que se levanta
ante la necedad tierna
y el docente que alterna;
educación y crianza.

Es bonanza en la pelea,
es el vino de la alegría,
es prosa, es poesía,
y es ¡eternamente bella!




OVILLEJO V


¡Riberas de olas y cielo!
¿Sendero?
¡De brisas fuertes que siento!
¿El viento?
¡Voy caminando sin parar!
¿Junto al mar?

Siempre que salgo a caminar
percibo el azul del cielo,
gaviotas en raso vuelo,
el viento, el sendero y el mar.




lunes, 18 de mayo de 2020

COVID 19


CRISIS COVID 19

Aquí, en el cajón adosado,
ante el atardecer
y los colmillos afilados del tiempo,

en estadio de prisionero
o de triste desempleado:
alimento la esperanza.

El mundo añora el alba.
La obsesión por la victoria
recrudece la prevención
no hay día en nuestro día
que el COVID no ensombrezca;
el enemigo acecha,
el enemigo nos asfixia
en la sima más oscura.

El estado de sitio durará
hasta abatir al rival,
mientras, la vida se torna tiempo:
memoria de los inicios
olvido del final.

No existen ecos homéricos aquí,
sólo la calma y la paz
amurallan el futuro.
Aparten los ecos homéricos...
somos audacia, somos valor
y esta vida plena
acoge una estrella cercana.




A LA MADRE



A LA MADRE

La madre es cobija;
en el frío invierno
y es como los alisios
del ardiente verano.

Es farolito titilante,
en la oscura noche
y el eficaz nutriente
en la sequía y el hambre.

Es bálsamo que venda
las heridas sangrantes,
y es vigía en la noche
de los sueños infantes.

Es vara que se levanta
ante la necedad tierna
y el docente que alterna;
educación y crianza.

Es bonanza en la pelea,
es el vino de la alegría,
es prosa, es poesía,
y es ¡eternamente bella!