martes, 16 de junio de 2020

Dolor del alma

De este dolor que mi alma agrieta
emana sangrando la letra oportuna,
más que un triste canto es una
plegaria, de solitaria alma inquieta.

Sin la existencia misma del amor
donde llorosos sentimientos
se elevan sin alas, en momentos
sin caricias y verdades con dolor.

La soledad golpetea en el teclado
a su imagen en pantalla blanca
con versos no terminados, del alma
y del triste corazón desilusionado.

Este dolor amaina, desaparece
cuando la palabra deviene en verso
y las emociones rompen a hablar;
soy un poema de errores sin corregir,
una vida que viviendo se cuece.

Y aunque amarga soledad me invade
y no tenerla a mi lado es una tortura
¿Por qué, ella, a mi cuerpo asecha,
si mi pecho carga la ternura
que su sin razón, ahora evade?







No hay comentarios:

Publicar un comentario